Tácticas de comunicación institucional que debes implementar en tu colegio

por | Mar 13, 2019

La comunicación institucional permite que los miembros de la escuela estén conectados entre sí, y activamente integrados en una misma dinámica. La identificación con la institución depende en gran medida de cuán efectiva sea esta comunicación, la cual favorecerá además que los miembros de la comunidad educativa se adhieran a un mismo proyecto y lo desarrollen exitosamente.

Si se desea lograr una efectiva comunicación institucional en las escuelas, es necesario establecer claramente las tácticas a implementar. Estas estrategias deben sustentarse en el ideal de potenciar el crecimiento de toda la comunidad, a través de la transmisión de conocimiento, habilidades y actitudes, lo cual tiene el valor agregado de beneficiar la reputación de la institución. 

 

comunicacion escolar

 

6 tácticas de comunicación institucional para escuelas

La comunicación institucional es un valiosísimo instrumento de planificación estratégica. Más allá del tamaño de la institución educativa, de los objetivos que definen su organización y de los recursos económicos de los cuales dispongan, hay una constante que se repite: la dificultad de las escuelas para dar a conocer lo que hacen.

Una buena comunicación es una herramienta fundamental para todo directivo, pues además de que permite optimizar la relación con todos los sectores de la comunidad escolar, también logra llegar a un vasto público al que necesitan informar, e incluso seducir, acerca de las ventajas de la institución. A continuación, presentamos algunas tácticas que pueden ser implementadas de forma efectiva en las escuelas.

 

1. Promueve tu comunidad escolar

La escuela posee un papel muy importante en la comunidad a la que pertenece, al punto que podría decirse que hay una doble incidencia entre ella y su entorno. Debido a esto es relevante la promoción de la institución mediante una estrategia acertada, y el uso de canales adecuados de comunicación.

La comunicación institucional permite promover el proyecto educativo de la escuela, los aspectos que la diferencian y el valor añadido. Otros elementos que deben promoverse son el ambiente educativo, la infraestructura, los eventos, el prestigio, la ubicación, y por supuesto, las interacciones con los alumnos, familiares y tutores.

Hoy en día se cuenta con innumerables herramientas para lograr estos objetivos, pero es importante que las elegidas sean creativas y que tengan sentido para la cultura escolar, además de ser únicas en cada caso.

 

2. Fomenta el diálogo entre docentes y alumnos

El diálogo en la escuela debe llevarse a cabo en un ambiente democrático y de convivencia. De esta forma será posible alcanzar una mayor interacción que logre incidir positivamente en la formación de ciudadanos, a la vez que se favorece la apropiación de la cultura. Donde hay diálogo se logra canalizar la agresividad, y se resuelve de forma positiva los conflictos que pudiesen aparecer.

Fomentar el diálogo entre docentes y alumnos reduce la posibilidad de malos entendidos, en la medida en que se ponga atención entre lo que se dice y cómo se dice. La escucha activa favorece la empatía y la integración, de allí la importancia de dirigir los esfuerzos hacia la creación de un clima de respeto, consenso y negociación.

 

3. Ofrece espacios recreativos y creativos

La concepción educativa de los espacios garantiza el desarrollo integral del alumnado. Todo niño debe tomar parte en juegos y actividades que favorezcan su desarrollo y le brinden satisfacción personal, por esto es importante el diseño, uso y mantenimiento de los espacios recreativos.

Por otra parte, los espacios que dan cabida a la originalidad en todas sus expresiones, dinamizan las potencialidades individuales y favorecen el desarrollo emocional.

La comunicación institucional permite hacer visibles las fortalezas de la escuela, tales como la existencia de adecuados espacios recreativos y creativos. Estos favorecen el progreso del alumnado, el respeto a las ideas nuevas, la posibilidad de descubrir y la educación emocional.

 

4. Crea contenido de valor

Los contenidos de valor son aquellos que aportan beneficios al público al que se dirige. Son relevantes, útiles y veraces. Sin importar cuál sea el canal que se utilice para compartirlos, es indispensable que estos puedan resolver algunos de los problemas de la comunidad.

Se trata de difundir información relevante como eventos, calendarios o fechas de inscripción, pero también es posible generar mediante estos contenidos de valor un sentido de identidad, obtener un feedback acerca de la dinámica institucional y convertir a la escuela en un referente.

 

técnicas de comunicación institucional

 

5. Permite la colaboración de las familias

Es muy importante que la escuela promueva y acepte la colaboración de los familiares y tutores en la educación de los niños. Esto favorece que los docentes realicen sus funciones de manera efectiva, y también conlleva a que la familia se comprometa con el proceso educativo y se sienta parte de la institución.

Una efectiva comunicación institucional permite anticipar los posibles conflictos, y facilita su resolución en caso de que se presenten. Por otra parte, hace posible conocer las necesidades reales de familiares y tutores para así apoyarlos y asesorarlos desde un punto de vista profesional en los temas de crianza y educación.

 

6. Digitaliza tus comunicaciones

La era digital ha llegado también a las comunicaciones institucionales. A las llamadas telefónicas y a las entrevistas personales se suman ahora otras formas de comunicación que permiten a docentes, familiares y tutores estar al día respecto a todo lo relacionado con los alumnos. Se trata de plataformas de sencillo uso e instalación que pueden ser, además, bastante económicas.

Mediante estas herramientas tecnológicas se pueden crear grupos temáticos dentro de la comunidad escolar, en los cuales las personas participan de acuerdo a sus intereses. Los contenidos y mensajes llegan efectivamente a sus destinatarios, y se facilita también dar respuesta a tiempo a las consultas que familiares y tutores hagan a la institución.

En definitiva, una buena comunicación institucional requiere que tengamos claramente definidos nuestros objetivos, así como a quién dirigiremos nuestra comunicación. Si sabemos cuál es la idea que deseamos transmitir y el presupuesto con el que contamos, podremos elegir los medios adecuados para tener un impacto positivo en nuestra comunidad.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas relacionadas