Gestión escolar: el rol de la comunicación efectiva en los procesos administrativos

por | Feb 26, 2019

Una buena gestión escolar está íntimamente vinculada al éxito de las comunicaciones. De esta dependen tanto el diseño y puesta en marcha de los proyectos, como la resolución de los conflictos que pudieran generarse en el seno de la institución. Los procesos administrativos son también ampliamente beneficiados por la optimización de la comunicación institucional.

 

Mejor comunicación, mejor gestión escolar

En su dimensión administrativa, la gestión escolar abarca todos los procesos relacionados con los recursos humanos, materiales y financieros de la institución. La buena administración de estos recursos permite no solo atender las demandas cotidianas de la escuela, sino también lograr la conciliación de los intereses individuales con los institucionales.

La administración tiene a su cargo la toma de decisiones y su ejecución, a modo de alcanzar los objetivos. Es importante también planificar las estrategias institucionales considerando el apropiado uso de los recursos y el tiempo disponible. Sin embargo, no debe esto convertirse en una repetición de prácticas mecánicas que solo respondan a controles y formalidades.

Una buena comunicación entre los miembros de la comunidad escolar puede llevar a la institución a otro nivel. Para ello debe haber empatía, conocimiento de la situación, escucha activa, claridad y retroalimentación. Esto permite desarrollar la gestión escolar desde el respeto por las diferencias, el consenso, la responsabilidad y el diálogo constructivo.

Sembrar estos principios en el entorno laboral de la escuela incide positivamente en los procesos administrativos. Lógicamente, puede haber discrepancias y confrontaciones, pero cuando desde la gestión escolar se promueve el reconocimiento del otro, el diálogo y el manejo transparente de la información, se favorece la consecución de los objetivos.
Corresponde a la gestión escolar desarrollar estas estrategias para resolver los conflictos que pudieran presentarse, lo cual, sin duda alguna, es todo un arte.

 

Gestión escolar

 

El arte de la resolución de conflictos

Un conflicto se origina cuando existen dos puntos de vista opuestos ante un mismo asunto. Esto ocurre, por ejemplo, si nuestra manera de observar el mundo se opone en gran medida a la del resto de las personas. Desde un punto de vista comunicacional, el surgimiento de un conflicto permite que se aporten nuevos enfoques y se enriquezca la manera de abordar cada desafío.

Existe una serie de contenidos estratégicos apropiados para la resolución de aquellos conflictos con los que pudiera toparse la gestión escolar, los cuales abarcan la retroalimentación asertiva, la escucha activa o la resolución de variantes comunicacionales como el lenguaje no verbal, los gestos o las actitudes que, en la mayoría de los casos, pueden afectar la comunicación.

Muchas veces, estos contenidos no verbales de la comunicación resultan relevantes para ganar o no la confianza de los demás, pero siempre es posible mejorar estos aspectos. Esto puede lograrse mediante el ejercicio de la inteligencia emocional, para aprender a transformar la propia manera de observar las situaciones y los fenómenos, abriéndonos a las perspectivas de los otros.

La gestión escolar es una dimensión privilegiada para fomentar la empatía entre los miembros de la institución, porque muchas veces el conflicto surge por falta de información respecto a los procesos propios de la administración. Por ello es recomendable incorporar mecanismos que permitan una transmisión clara y fluida de la información a las diferentes instancias.

El liderazgo en la resolución de conflictos lo determina la gestión escolar. Resulta conveniente la realización de talleres para los trabajadores de la institución, donde sea posible que muestren su lado humano y sean escuchados activamente. También es importantes la autocrítica y la reflexión por parte de los administradores acerca de la importancia de la comunicación.

 

comunicacion institucional efectiva con aulicum

 

5 beneficios de la comunicación institucional para los procesos administrativos

En el entorno laboral de hoy en día, las comunicaciones no son siempre de manera presencial, pues se cuenta con una serie de herramientas digitales a través de las cuales fluye una buena parte de estas. Cuando nos referimos a los beneficios de la comunicación institucional para los procesos administrativos, incluimos las comunicaciones verbales y las digitales.

A continuación presentamos cinco beneficios que traen a los procesos administrativos una buena comunicación institucional.

 

Mejoramiento y agilización de los procesos

La eficiencia en los procesos administrativos de una escuela se relaciona íntimamente con un óptimo acceso a la información. La implementación de herramientas digitales permite a la gestión escolar ser transparente y cercana, así como desarrollar las estrategias que permitan alcanzar los objetivos deseados.

 

Alcance de las metas planteadas

Una comunicación fluida permite que todos los trabajadores de la institución persigan metas comunes. La comunicación debe estar presente tanto para establecer las metas, como para determinar cuál es el camino que conduce a ellas.

 

Mejores relaciones laborales y ambiente de trabajo

Una buena comunicación es capaz de catalizar el mejor capital del que dispone la institución: el humano. Cuando los trabajadores se saben escuchados, son capaces de desplegar su creatividad. La plena expresión profesional está en íntima relación con la comunicación, y ambos con el logro de los objetivos.

 

Identificación con la institución

Una comunicación abierta y franca estará siempre en beneficio de la sinergia colectiva. En aquellas instituciones, donde la gestión escolar se familiariza con las expectativas y las necesidades de la comunidad mediante las mejoras en la comunicación, se desarrolla un mayor sentido de pertenencia que beneficia los procesos.

 

Disminución de la conflictividad laboral

Una buena comunicación favorece también que seamos más inteligentes emocionalmente y podamos interpretar de manera más eficiente tanto las palabras como la gestualidad, que en ocasiones puede favorecer o no que el mensaje llegue al receptor.

La asertividad comunicacional asegura el éxito de la gestión escolar. Por otra parte, también permite identificar el origen de los conflictos que pudieran generarse para lograr su ulterior resolución. Sin duda alguna, una buena comunicación institucional logrará beneficiar ampliamente los procesos administrativos.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas relacionadas